PwC Suiza se asocia con el equipo de auditoría de contratos inteligentes, ChainSecurity

El equipo de auditoría de contratos inteligentes, ChainSecurity, se asoció con la sucursal suiza de la firma auditora PwC para mejorar los servicios que proporciona el auditor global.

En un correo electrónico enviado a Cointelegraph, un portavoz de PwC explicó que no se produjo ninguna adquisición y que varios equipos de ChainSecurity se unieron a la firma.

Mano a mano

Según un comunicado de prensa publicado por la firma el 5 de enero, PwC espera que, con el equipo de ChainSecurity, la firma se convierta en "el líder mundial en auditoría de contratos inteligentes". Andreas Eschbach, director y socio de auditoría de riesgos de PwC Suiza y Europa, dijo en un correo electrónico a Cointelegraph:

"Como parte integral de PwC Switzerland, el equipo de ChainSecurity se centrará en la aceleración de las auditorías de cadenas de bloques de PwC Switzerland, incluyendo auditorías técnicas de contratos inteligentes y plataformas de cadenas de bloques, así como en los servicios de cobertura de riesgos para clientes con criptoactivos".

El director de PwC y líder del equipo de comunicaciones externas, Konradin Krieger, explicó a Cointelegraph que no se produjo ninguna adquisición real. Explicó que "los principales equipos de entrega y desarrollo de ChainSecurity se unieron a PwC Suiza".

Krieger señaló que el director de operaciones de Chainsecurity, Matthias Egli, y el director técnico Hubert Ritzdorf dirigirán juntos el equipo de Smart Contract's Assurance de la empresa. También dijo:

"Esperamos que las demandas del mercado aumenten rápidamente a medida que la cadena de bloques se generalice y, como se ha demostrado con la incorporación del equipo de ChainSecurity, estamos muy interesados en desarrollar nuestras capacidades en torno a la cadena de bloques de forma que nos situemos por delante del mercado. Continuaremos haciendo crecer el equipo para anticiparnos a estas necesidades basándonos en cómo vemos que se desarrolla el mercado".

Cuando se le preguntó acerca de cómo las capacidades del equipo de ChainSecurity serán empleadas por PwC, Krieger explicó que los clientes de la firma necesitan una combinación de habilidades técnicas y legales que pueden ser proporcionadas al combinar las dos compañías. Explicó:

"Mientras que anteriormente ChainSecurity sólo podía ofrecer sus conocimientos técnicos, en relación con PwC Suiza puede ofrecer un servicio más útil y más coherente a sus clientes. [...] Las amplias competencias de PwC en torno a las preocupaciones reglamentarias, que van desde la privacidad de los datos hasta el cumplimiento de KYC/AML, permiten al nuevo equipo conjunto ofrecer servicios más amplios y completos".

El equipo

Según su sitio web oficial, ChainSecurity se separó del laboratorio de seguridad de cadenas de bloques del centro ICE de la Universidad ETH de Zurich y aseguró más de mil millones de dólares en fondos hasta el momento de los principales proyectos de cadenas de bloques. El equipo está compuesto por doctores y graduados de la ETH Zurich con experiencia en ciberseguridad, análisis de programas y aprendizaje automático.

Según el comunicado de prensa, ChainSecurity ha colaborado con más de 75 empresas de cadenas de bloques. Tal y como Cointelegraph informó en enero, el equipo también descubrió una vulnerabilidad de seguridad en una actualización de Ethereum. El descubrimiento hizo que los desarrolladores pospusieran la bifurcación e impidieron que la vulnerabilidad se añadiera a la blockchain.

La promesa de los contratos inteligentes

Los contratos inteligentes están teniendo una adopción más amplia y expectativas cada vez mayores con respecto a su potencial. El mes pasado, el vicepresidente de productos de cadena de bloques en el gigante de la distribución de entradas de eventos, Ticketmaster, discutió el valor que los contratos inteligentes pueden aportar a la industria de la venta de entradas. En ese momento, señaló que la empresa quiere apoyar 400-500 millones de entradas con contratos inteligentes.

Sin embargo, se está prestando mucha atención a la seguridad de dichos contratos, dado lo desastroso que puede ser la explotación de un contrato inteligente defectuoso. Un ejemplo bien conocido es el robo de DAO de junio de 2016, que vió cerca de 60 millones de dólares en criptoactivos robados a través de una vulnerabilidad del contrato inteligente.

Sigue leyendo: