Informe: La cláusula de "Fuerza Mayor" de Telegram impide la remuneración para los inversores

La promesa de Telegram de devolverles dinero a los inversores en caso de retraso del lanzamiento de su red blockchain puede ser sustituida por una cláusula de "fuerza mayor" en su contrato de compraventa.

Como destaca un informe de la agencia de medios rusa Bell del 14 de octubre, la cláusula de fuerza mayor -que abarca los desastres naturales, las amenazas terroristas y el estallido de la guerra- también incluye acciones legales o regulatorias por parte de las autoridades.

Tras un brusco movimiento de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) de declarar que la oferta inicial de monedas (ICO) de USD 1,700 millones para Telegram Open Network (TON) era ilegal, esto podría significar que a Telegram no se le exigiría que devolviera dinero a sus inversores, incluso si decidiera posponer el lanzamiento de la red.

“Fuerza Mayor”

Como Cointelegraph ha informado anteriormente, un acuerdo de compra filtrado para los tokens Gram, nativos de TON, indicaba que si la red no se lanzaba antes del 31 de octubre de 2019, los contratos token se considerarían nulos y sin valor y los inversores recibirían una suma de terminación denominada en dólares estadounidenses, a menos que las partes implicadas acordaran lo contrario. 

Bajo este compromiso, la cláusula de fuerza mayor establece claramente que Telegram "no será responsable ante el Comprador [...] por cualquier fallo o retraso" en circunstancias que incluyan:

“(d) la acción de cualquier autoridad gubernamental.”

La SEC está preocupada por la venta de Grams en el mercado abierto de EE.UU.

En febrero de 2018, los creadores de Telegram habían presentado un "Aviso de Oferta Exenta de Valores" -también conocido como Formulario D- ante la SEC para la primera ronda de su oferta, seguida de un segundo aviso en marzo.

La exención específica utilizada por Telegram, el Formulario D 506(c), había autorizado que la oferta se vendiera exclusivamente a inversores acreditados. 

Sin embargo, en su decisión de tomar medidas estrictas contra la empresa, la SEC expresó su preocupación de que "una vez que Telegram entregue los Grams a los Compradores Iniciales" -es decir, a los inversores acreditados- "podrán revender miles de millones de Grams en el mercado abierto al público inversor.”

Como se ha informado, los desarrolladores de TON han señalado en una carta hacia los inversores que están evaluando las mejores maneras de responder a la acción de la agencia en interés de las partes interesadas, incluyendo, pero no limitándose a, evaluar el retrasar la fecha de lanzamiento de la red. Dijeron:

“Nos sorprendió y decepcionó que la SEC decidiera presentar la demanda bajo estas circunstancias, y no estamos de acuerdo con la posición legal de la SEC.”

Además de declarar ilegal la oferta de tokens, la SEC también ha emitido una orden de restricción temporal sobre la emisión de tokens Gram, con una audiencia judicial programada para el 24 de octubre.

No dejes de leer: