Top criptonoticias de la semana: la caída del precio de Bitcoin, la computadora cuántica de Google, Bakkt, hash rate y mucho más

Esta semana, pasamos de la apatía al pánico en cuestión de horas. Todos sabíamos que el movimiento lateral que dominó por varias semanas no podía durar para siempre, pero pocos anticiparon un tsunami tan rudo. Estábamos muy tranquilos, pero la caída del precio de Bitcoin fue tan violenta y sangrienta como repentina. Los que estaban dormidos se despertaron con la tormenta. La sorpresa fue tal que el miedo invadió el mercado en un instante. Muchos esperaban que el movimiento promedio de los 200 días brindará un soporte. Pero Bitcoin tiende a contradecir nuestras suposiciones. Bitcoin sufrió y las altcoins sufrieron bastante. Ahora todos quedamos en una gran incertidumbre. Fin de año está cada vez más cerca, y el precio de Bitcoin retrocedió varios meses. Y, peor aún, la caída todavía no ha parado. ¿Qué pasará? ¿Es esta solo una coyuntura pasajera?

Algunos analistas han ofrecido algunas explicaciones de lo ocurrido. El supuesto fracaso de la plataforma de contratos de futuros de Bitcoin Bakkt ha sido señalado como un posible responsable, porque el lanzamiento no fue tan espectacular como se esperaba. Otros atribuyen la caída al vencimiento de los derivados emitidos por el grupo CME o a las liquidaciones masivas se efectuaron en el exchange BitMex. Incluso, existe un grupo que culpa al juicio político al que será sometido el presidente de los Estados Unidos Donald Trump como responsable del desplome del precio. Francamente, estas explicaciones parecen intentos desesperados por dar respuestas rápidas sobre un hecho que en realidad no está muy claro. Es posible que muchas variables contribuyeron a lo sucedido y no existe una sola razón. Las respuestas simplistas calman por un rato, pero en el fondo generan más dudas que certezas. Lo verdaderamente cierto es que muchos vendieron al mismo tiempo y el precio bajó dramáticamente. Mientras tanto, todos nos quedamos con la boca abierta y en la oscura. Ahora bien, hablemos de las criptonoticias más populares de la semana. 

¿Fin de Bitcoin? Google utiliza un ordenador cuántico y hace un cálculo de 10,000 años en 200 segundos

Google asegura que ha logrado la “supremacía cuántica”. Esto básicamente quiere decir han logrado avances en computación cuántica porque sus primeros experimentos obtuvieron resultados exitosos. Claro que esta tecnología se encuentra en una fase todavía muy experimental y es difícil predecir los efectos que esto podría tener en realidad. Por supuesto que una computadora cuántica es mucho más potente que una computadora tradicional. Sin embargo, eso no tiene por qué ser una amenaza. Muchos asumen que la computación cuántica pone en peligro la seguridad de la red Bitcoin. Entonces, su llegada es el fin. Bueno, esto es improbable. Si los hackers llegan a usar computadoras cuánticas para atacar a Bitcoin, la comunidad Bitcoin puede usarlas para defenderse. Así de sencillo. 

 

Horas antes de Bakkt: las 20 principales criptos ven pérdidas importantes pero Bitcoin sube

Esta noticia salió antes de la hecatombe. Obviamente, la expectativa de que el precio de Bitcoin subiera tras el lanzamiento de Bakkt no se cumplió. Es lógico pensar que cuanta más infraestructura se construya alrededor de Bitcoin esto terminará beneficiando a Bitcoin en el largo plazo. Sin embargo, el mercado suele sobreestimar sus impactos en el corto plazo. Después de todo, Roma no se construyó en un día. El lanzamiento de Bakkt es algo positivo, pero muchos se crearon falsas expectativas sobre los números que se registrarían ese primer día. Muchos pensaron que las grandes instituciones financieras harían fila como si se tratara de la última película de Marvel. Honestamente, considero que no hubo ningún fracaso. En todo caso, el fracaso estuvo en la mente de los inversores que se crearon ideas erradas de lo que ocurría durante este día en particular. 

Claro que ese fenómeno no es nada nuevo. De hecho, es más viejo que Matusalén. Existe una famosa frase que expresa esto muy bien: “Compra el rumor. Vende la noticia”. Con el lanzamiento de los futuros del grupo CME, ocurrió lo mismo. Bitcoin subió muchísimo durante el 2017 y luego después del lanzamiento oficial el precio se desplomó. Ahora pasó igual. Durante este año, el lanzamiento de Bakkt generó mucha expectativa. Y muchos inversores con la emoción sobredimensionaron el evento. Es más, la idea del capital institucional entrando al mercado Bitcoin en estampida levantó mucho el ánimo después de un largo invierno y muchos compraron Bitcoin con un espíritu sumamente triunfalista. Es decir, compraron el rumor. Luego, llega el día del lanzamiento y el enamoramiento no se ajustó a la realidad. Ese amor imaginario causó muchos corazones rotos cuando la chica al final del cuento no correspondió. En otras palabras, vendieron noticia. El optimismo tiende a sobrevalorar las cosas del mismo modo que el pesimismo tiende a subvalorarlas. Es por eso que para invertir es necesario tener la cabeza fría y los nervios de acero. ¡Paciencia, señores!

 

La red de la tasa de hash de Bitcoin misteriosamente cae en un 40%

La tasa de tash de Bitcoin disminuyó en un 40% de manera alarmante. La caída se registró en un solo día, dejando a todos muertos del asombro. ¿Qué es la tasa de hash? Bueno, la tasa de hash es básicamente la calidad de cómputo que existe en la red de Bitcoin. En otras palabras, es el poder del Blockchain, el poder de los mineros. Últimamente, hemos aplaudido con gran optimismo que ese poder ha estado rompiendo los records históricos. Esto es bueno, porque significa que el interés de los inversionistas es alto y la red se vuelve más segura. Con una tasa de tash fuerte, los hackers necesitan más poder para atacar el sistema. El problema es que esta tasa es relativamente difícil de medir. Claro que se calcula con métodos indirectos. Es decir, se deduce calculando los intervalos anteriores entre los bloques. Entonces, la tasa de tash como la conocemos en realidad es una estimación. 

Esta caída repentina de la tasa coincide con la caída del precio. Eso ha hecho pensar que quizás existe una causalidad, pero esta relación es improbable. Es natural que la tasa cambie paulatinamente, porque la minería es una industria que por razones evidentes solo puede moverse con relativa lentitud. Es por eso que esta caída ha causado tanta sorpresa, porque contradice la naturaleza de la tasa de hash. Es posible que este evento se debiera a la actualización del software en los equipos de minería. Después de todo, la semana pasada se publicó un firmware sin restricciones para las S9s. Las S9s, aunque un modelo anterior, todavía representa un 50% de todos los equipos de la red. Esta actualización y una posible falla estadística podrían muy bien explicar esta caída del 40% en un día. Se podría decir que esta noticia fue en realidad una falsa alarma. 

 

Ethereum y Dogecoin señalan la primera reversión de tendencia alcista en 2 años

El tema de las altcoins siempre ha generado mucha polémica. Es obvio que Bitcoin es el rey de las criptomonedas, pero no está solo. El dominio de Bitcoin es importante, pero algunas altcoins han logrado ocupar ciertos espacios. Esta relación entre el rey y sus compañeras es compleja. Bitcoin es vista como la criptomoneda más segura y las altcoins como las más experimentales. Bitcoin es el líder y las altcoins tienden a seguir a su líder. Esto ha ocurrido en muchos casos, pero no en todos. A veces, estos dos mundos se mueven de modo independiente. Por lo general, en tiempos de incertidumbre, el dominio de Bitcoin crece. Por otro lado, en tiempos de codicia, las altcoins reviven. El crecimiento de Bitcoin durante este año ha sido significativo, pero las altcoins no se han beneficiado. Al parecer, estamos en un año de crecimiento cauteloso. Muchas altcoins están por el suelo. Es posible que muchas de ellas no logren sobrevivir y mueran. Sin embargo, los mejores proyectos podrían resucitar y vivir días más soleados después de esta prueba de fuego. ¿Es tiempo de comprar? 

 

Europa vs Cripto: ¿Viene una guerra?

Después de la crisis del 2008, la economía mundial logró recuperarse. Durante la última década, el crecimiento ha sido considerable y no podemos decir que nos ha ido tan mal. Es evidente que todavía los problemas son muchos. El sistema mantiene sus fallas de fondo y muy poco se ha hecho para solventarlos. Todo este progreso se ha impulsado con deuda y el mercado está repleto de papel. Los intereses están por el piso y la economía ya está dando señales que no puede más. Todos esperan la siguiente crisis y por los vientos que soplan nos espera un futuro difícil. Esta vez la caída puede ser mortal, porque se ha venido tapando el sol con un dedo por mucho tiempo. Los movimientos populistas, el retorno del proteccionismo, y la guerra de divisas son síntomas que una bomba podría estallar en cualquier momento. Europa en estos momentos está con los nervios de punto. La economía se desacelera a un ritmo alarmante y nada parece poder impedirlo. El asunto de las divisas está causando muchas tensiones y las autoridades están como locos buscando posibles culpables. Las criptos podría ser un excelente chivo expiatorio. Libra ya está siendo crucificada. ¿Bitcoin podría ser el siguiente objetivo?

¿Cómo una crisis podría afecta a Bitcoin? El debate de la correlación entre Bitcoin y la economía en general siempre ha divido a los expertos. El principal problema es tal vez la escasez de datos. Es decir, 10 años no aportan la suficiente perspectiva como para definir claramente una tendencia. Bitcoin durante sus primeros años ha tenía sus ciclos, pero todo esto ha ocurrido mientras la economía mundial ha estado en un ciclo alcista. Está por verse cómo se comporta en medio de una crisis económica mundial. Algunos aseguran que Bitcoin es ideal para cubrirse y seguramente prosperará durante una crisis. Sin embargo, esta es una suposición que no se ha puesto todavía a prueba. Esto por supuesto ofende a muchos que defienden a capa y espada la idea de Bitcoin como el oro digital. Bueno, el tiempo nos revelará la verdad. ¿Viene una crisis mundial? ¿Cómo se comportará Bitcoin? El tiempo nos lo dirá.