La Asociación Blockchain apoya a Telegram en la batalla legal contra la SEC

La Asociación Blockchain ha presentado un escrito en calidad de amicus curiae (amigo del tribunal) en respuesta al litigio contra Telegram iniciado por la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC).

La Asociación Blockchain, un colectivo de abogados involucrados con la industria blockchain, presentó un documento amicus curiae ante el tribunal del Distrito Sur de Nueva York el 21 de enero. Un amicus curiae es una entidad que no participa en un litigio específico, pero que tiene el derecho de asesorar a la corte en relación con algún asunto legal directamente relacionado con la demanda.

Necesidad de mayor claridad por parte de la SEC

En la carta, la asociación disputa los cargos que la SEC presentó contra el servicio de mensajería cifrada en octubre de 2019. En ese momento, el regulador trató de evitar que Telegram entregara sus tokens nativos, Grams (GRM), a inversores iniciales. La SEC alegó que Telegram y el token GRM constituyen una oferta no registrada.

La asociación argumenta en la carta que la SEC ha proporcionado poca claridad acerca de su propia interpretación de si los activos digitales son valores y qué casos lo son. Por lo tanto, la decisión del tribunal con respecto a si Grams eran valores en el momento del acuerdo de compra podría, presuntamente, estar llena de consecuencias para toda la industria. La carta dice además que:

"La SEC ha reconocido que al menos algunos activos digitales no son valores, y que el estatus de activos específicos bajo las leyes de valores puede cambiar con el tiempo. Nada en este caso exige una decisión más amplia a  esa de que los activos digitales sean siempre o se consideren presuntamente valores".

El modelo de financiación de Telegram cumple con las leyes de valores

La Asociación Blockchain también argumenta que el modelo de contrato de compra utilizado por Telegram cumple con las leyes de valores de los Estados Unidos; sin embargo, "la SEC ha elegido extrañamente atacar la decisión de Telegram de utilizar un modelo de contrato de inversión que fue diseñado expresamente para cumplir con las propias regulaciones de la SEC".

La carta señala lo incorrecto de la declaración de la SEC de que los todavía no existentes Grams eran contratos de inversión al momento del acuerdo de compra, y que no aborda en absoluto las opiniones previamente expresadas por la SEC de que un token puede convertirse en un no-valor una vez que su red se vuelva funcional. La asociación escribió que:

"El modelo de financiación en cuestión cumple con las leyes de valores y aborda las preocupaciones de política que subyacen a esas leyes. La Corte no debería bloquear el lanzamiento de un producto planificado con mucho tiempo y altamente anticipado, interfiriendo con un contrato entre partes privadas sofisticadas. Hacerlo perjudicaría innecesariamente a los inversionistas que las leyes de valores fueron diseñadas para proteger".

Incorporación a la Cámara de Comercio Digital

La Cámara de Comercio Digital también presentó un amicus curiae en el caso judicial en curso entre el servicio de mensajería encriptada Telegram y la SEC, el 21 de enero. La cámara enfatizó que no está tratando de probar si la venta del token de Telegram por USD 1,700 millones de Gram fue una transacción de valores. Por el contrario, la asociación comercial tiene como objetivo asegurar que haya suficiente claridad en torno a las regulaciones que se aplican a los activos digitales.

Por lo anterior, la cámara ha instado al tribunal a que haga dstinción entre el término activo digital, el cual es objeto de un contrato de inversión, de la transacción de valores asociada a él

Entretanto, Liquid Exchange