Las autoridades chinas confiscan casi 7,000 máquinas de criptominería

Las autoridades chinas han incautado cerca de 7,000 máquinas de criptominería que consumen energía eléctrica ilegalmente, según informó el canal de noticias local CCTV el 22 de diciembre.

La confiscación de las máquinas de criptominería fue parte de una inspección de más de 70,000 hogares, 3,061 comerciantes, 1,470 comunidades, así como fábricas, minas, patios y aldeas en el distrito de Kaiping de la ciudad de Tangshan. La inspección fue llevada a cabo por la policía de Tangshan en colaboración con el Departamento Estatal de Energía Eléctrica y otras autoridades que buscaban inspeccionar el uso sospechoso de electricidad.

Durante la investigación, que comenzó inicialmente en abril del año pasado, las autoridades incautaron 6,890 mineros ASIC y 52 transformadores de alta potencia. Según la policía, los criptomineros estaban robando electricidad de un pueblo cercano. La policía también dijo que las máquinas mineras de Bitcoin (BTC) estaban operando las 24 horas del día, consumiendo electricidad a tasas hasta 40 veces mayores que las de una familia normal. 

Medidas enérgicas contra la criptominería

China, cuyos mineros de BTC actualmente son responsables de hasta el 66% de la tasa mundial de hash, ha estado luchando activamente contra el uso ilícito de energía por parte de los criptomineros. A mediados de noviembre, los reguladores de la Región Autónoma de Mongolia Interior de China estrecharon su control sobre las compañías de minería de criptomonedas, ya que tienen la intención de enviar unidades de inspección para asegurar la "limpieza y rectificación de las compañías de criptominería" en la región.

Algunas otras jurisdicciones como Abjasia también han intensificado el trabajo en la identificación de las granjas de minería de criptomonedas. El gobierno llamó la atención a principios de diciembre que las cargas significativamente aumentadas en las redes eléctricas fueron agravadas por la aparición de un número siempre creciente de granjas de criptominería ilegales conectadas a una utilidad de energía local.

En noviembre, las autoridades iraníes ofrecieron una recompensa para cualquiera que expusiera operaciones mineras no autorizadas en el país. Las personas que expongan operaciones de minería de criptomonedas que estén utilizando electricidad subvencionada ilícitamente recibirán hasta un 20% de los daños recuperados.

No dejes de leer: