Director general de CTF Capital: “La principal ventaja de las finanzas descentralizadas es que prescindimos de intermediarios”

 

Las iniciativas disruptivas que llegaron de la mano de Bitcoin y la tecnología blockchain, abrieron las puertas para la Internet del Valor y las finanzas descentralizadas. Para conocer más sobre estos temas, Cointelegraph en Español conversó el 25 de julio, en Argentina, con Brian Prilick, director general de CTF Capital.

Fernando Quirós (FQ): ¿Qué son las Finanzas Descentralizadas o “DeFi”?

Brian Prilick (BP): “DeFi” es un concepto genérico que hace referencia al desarrollo de productos y servicios financieros utilizando tecnología blockchain con contratos inteligentes, todo ello construido sobre protocolos de fuente abierta (o software “abierto”). Es por eso que también se conoce a este fenómeno como “Open Finance”, ya que en casi todos los casos son de código abierto, aunque no todas las aplicaciones y plataformas son descentralizadas.

FQ: ¿En qué se diferencian con las finanzas tradicionales?

BP: Cuando pensamos en finanzas, el principal actor que se nos viene a la mente es el banco. Las instituciones bancarias cubren todas nuestras funciones financieras básicas y cotidianas como, por ejemplo, el cobro del sueldo, los pagos y transferencias, créditos y préstamos, etc. Pero sabemos bien que los banqueros, aunque cuenten con mucha experiencia y conocimiento, son falibles y pueden errar fácilmente en sus predicciones y estrategias, obviando o no previendo riesgos propios del mercado, tal como ocurrió en la burbuja subprime del 2008 en Estados Unidos.

Asimismo, en el sistema financiero tradicional juegan muchos intermediarios que tornan los procesos en largos y costosos.

Con el avance de la tecnología, van apareciendo productos y plataformas que nos permiten prescindir de los actores intermediarios, generando una mayor eficiencia en las transacciones y el uso del consumidor. 

Desde la aparición y expansión de Internet en los últimos 20 años, hemos visto grandes avances en industrias totalmente revolucionadas como la del entretenimiento, las telecomunicaciones, los viajes y el comercio, entre otras, pero la industria financiera tradicional sigue estando tecnológicamente atrasada. 

Creemos que con la creacion y evolucion de la tecnología blockchain y su potencial contribución de emancipar el dinero del monopolio estatal, las funciones y roles que hasta hoy tuvieron las finanzas tradicionales serán reemplazadas por productos y aplicaciones descentralizadas utilizando blockchain como sustento.

FQ: ¿Qué papel tuvo Bitcoin en todo esto?

BP: En 2008, Bitcoin se presentó como la primera solución en permitir transacciones de persona a persona (“peer-to-peer”) sin la necesidad de un intermediario. De este modo, las personas logran tener control directo de sus activos. Si bien fue un primer paso hiper disruptivo y transformador, Bitcoin y las primeras criptomonedas solamente descentralizaron la emisión y la custodia de activos, pero no proveyeron un mecanismo descentralizado para el acceso al sistema financiero. 

La tecnología blockchain nació gracias al surgimiento de Bitcoin. Bitcoin también permite la implementación de contratos inteligentes (smart contracts) y surgieron nuevas plataformas como Ethereum, que es la plataforma principal en donde funcionan este tipo de aplicaciones DeFi.

FQ: ¿Qué ventajas traen las finanzas descentralizadas?

BP: La principal ventaja sobre las finanzas descentralizadas es que prescindimos de intermediarios, ya que la interacción funciona por medio de contratos inteligentes. Dichos contratos son de código abierto y cualquier persona puede mirar o “auditar” el código por medio del cual se programa la transacción. Al eliminar los intermediarios, se reducen los costos de transacción y los tiempos de ejecución, es decir, se logra una mayor eficiencia en las transacciones.

Control y propiedad: estas tecnologías de registro compartido (“DLT”, por sus siglas en inglés) permiten asegurar al individuo que él es el único custodio de sus activos en todo momento.

Transparencia: los activos basados en blockchain son inherentemente accesibles y transparentes, con lo cual, por ejemplo, emisiones, repagos y los términos de los préstamos son legibles, tantos por humanos como por computadoras.

FQ: ¿Qué diferencia hay entre DeFi y el concepto de Fintech?

BP: El surgimiento de las compañías fintech se da justamente por la poca innovación que venía teniendo el sistema financiero tradicional y lo que busca es mejorar algunos conceptos de interfase y de experiencia de usuario con nuevas tecnologías. Es decir, las innovacion principales de fintech se dan por la mejor usabilidad y por un mayor nivel de apertura y descentralización, de cierta manera democratizando el acceso a algunos productos financieros.

Sin embargo, el principal desafío que aún encontramos es que, si bien aportan innovación al engorroso y excluyente sistema tradicional de finanzas, están construidos sobre el sistema financiero tradicional, siempre centralizado y cerrado, que sigue presentando muchas ineficiencias, sobre todo en economías emergentes y países no desarrollados.

Diferencias clave con fintech:

  •  Fintech consiste en construir mayormente sobre software propietario, no abierto.

  • En fintech, el software y su ejecución son completamente confiadas a un ente. Es decir, al ser centralizado, es custodiado y censurable. 

  • El último eslabón de liquidación para operaciones de fintech -la “verdad”- no es código. La “verdad” es un burócrata sentado en algún lugar aprobando la operación. En cambio, el las aplicaciones de DeFi todo apunta que esté basado en contratos inteligentes y código abierto.

  • En fintech, no hay una inmutabilidad de transacciones garantizada criptográficamente; el sistema entero está basado en un riesgo político masivo y las aplicaciones están permanentemente bajo amenaza de ser dadas de baja por quien tenga el control centralizado.

FQ ¿Podrías nombrar algunos ejemplos concretos de DeFi?

BP: Nosotros analizamos las principales aplicaciones de DeFi en base al volumen de criptoactivos que tienen en garantía bajo custodia (o “locked”, en inglés). Al estar estas plataformas montadas principalmente sobre Ethereum, podemos notar que actualmente casi el 2 por ciento del activo total circulante de ETH se encuentra depositado en smart contracts de DeFi apps. Además, viene mostrando un crecimiento considerable desde hace un año.

Al día de hoy, las principales aplicaciones son: MakerDao (préstamos garantizados con criptoactivos y stablecoins), Uniswap (pool de liquidez para exchanges descentralizados), dYdX (exchange descentralizado con apalancamiento), Compound (protocolo de préstamos garantizados con criptoactivos) y Augur (Oracle y protocolo de mercado de predicciones descentralizado).

FQ: ¿Qué son las inversiones de rendimiento pasivo con DeFi?

BP: Las inversiones de rendimiento pasivo con DeFi son inversiones que estamos llevando a cabo para generar un interés sobre los criptoactivos depositados en préstamo. Actualmente, lo podemos ver en distintas aplicaciones y plataformas que están tomando y dando préstamos en criptomonedas. El típico ejemplo sería abrir una aplicación como Compound, loguearse con una wallet y private key y simplemente seleccionar algún contrato en donde nos permita “prestar” criptomonedas y tokens a cambio de un interés y un plazo específico. 

El típico inversor de criptoactivos está acostumbrado a sostener sus tenencias y desear obtener ganancias por fluctuaciones del precio, lo cual lo sujeta totalmente al riesgo de la volatilidad. Con este nuevo fenómeno, los cripto holders pueden obtener una ganancia por el mero hecho de depositar sus criptoactivos. A diferencia de otras inversiones de rendimiento pasivo como, por ejemplo, plazos fijos o bonos, aquí no hay necesidad de tratar con intermediarios y pagar sus servicios.

En los últimos años han surgido los stablecoins (criptomonedas que están atadas a un valor estable reduciendo en gran parte la volatilidad a la que suelen estar expuestos este tipo de activos) que, al estar montados sobre una blockchain de smart contracts, nos permite tomar o pedir préstamos evitando la volatilidad.

FQ: ¿Crees que a nivel general la sociedad necesita más educación financiera?

BP: Varía mucho dependiendo del país y la sociedad. En el caso de América Latina, hace falta mucha educación financiera, y no solamente en los niveles socioeconómicos más bajos. Por ejemplo, en el caso de Argentina hay muy poca cultura de inversiones en el mercado de capitales, pero lógicamente eso viene dado por la realidad macroeconómica bajo la cual vivimos.

Además, la falta generalizada de educación financiera es muy funcional a los intermediarios del sistema financiero tradicional, ya que ante la incertidumbre y la ignorancia, la gente tiene que recurrir a ellos en búsqueda de posibles soluciones para hacer rendir su capital.

FQ: ¿Qué podemos esperar en el futuro?

BP: Sin duda, con el fenómeno fintech una nueva era ha comenzado para transformar el mundo financiero tradicional tal como lo conocemos. De la mano de la tecnología blockchain y DeFi, se ha profundizado un cambio aún mucho más disruptivo, con el cual se están diseñando y plasmando los pilares fundamentales de un sistema financiero más democrático, abierto, transparente y accesible.

No tengo dudas de que con mayor madurez de la industria, sumado a un mayor volumen y mejor usabilidad en la aplicaciones “DeFi”, gran parte de las usos financieros que hoy llamamos “tradicionales” pasarán a estar basados en protocolos P2P y tecnología blockchain en los próximos años.

Seguir leyendo: