Entrevista a Andreas M. Antonopoulos: “Cada vez que declaran que el Bitcoin ha muerto, nosotros regresamos y reconstruimos”

El investigador y orador experto en Bitcoin y blockchain, Andreas M. Antonopoulos visitó Buenos Aires, Argentina, el mes pasado, en donde ofreció la charla “Thoughts on the future of Open Blockchains” (“Reflexiones sobre el futuro de las Blockchains abiertas”), como reseñó Cointelegraph.

En ese contexto, nos reunimos con Antonopoulos para analizar el panorama actual de las criptomonedas, su uso en las crisis económicas actuales como la de Venezuela, y para conocer más sobre sus próximos proyectos, sus pensamientos sobre el cripto invierno, y el futuro de la cadena de bloques y de Bitcoin.

Agustin Beltramino (AB): En los últimos 20 años han habido algunas crisis económicas severas en varios países. En Argentina en 2001, España en 2008, Grecia en 2009, por nombrar algunas. En aquel entonces no existían las criptomonedas. Actualmente, en Venezuela podemos ver una de las peores crisis económicas, pero con el diferencial de que allí las personas están recurriendo a las criptomonedas. ¿Crees que Venezuela le está mostrando al mundo qué pasaría si las economías centrales colapsaran en un futuro cercano?

Andreas M. Antonopoulos (AA): Creo que sería una exageración afirmarlo. Necesitamos ser realistas. Lo que pasa en Venezuela, en términos del uso de las criptomonedas, es relativamente pequeño.

Sé, por ejemplo, que algunas compañías que contratan ingenieros informáticos en Venezuela deben conseguir a uno nuevo cada tres meses porque el grupo anterior usó su sueldo para irse, junto a toda su familia, fuera del país. Ellos, a través de las criptomonedas y de empleos apropiados, crearon un programa efectivo de escape.

Pero esto es una solución para el 0.5% o quizás el 0.05% de los venezolanos. Es un grupo muy, muy pequeño para una población que está alfabetizada, que cuenta con la aritmética, el acceso a la tecnología y los fondos para empezar a usar y explotar las criptomonedas. Esto no va a cambiar la trayectoria de la crisis en Venezuela. Solo cambia la vida de pocas esas personas que pueden aprovecharlo para salir.

Pero mejor pensemos qué pasaría en el futuro, de acá a una década, si nos enfrentamos a algo similar a una situación de rehenes.

Yo lo llamo así porque ante una crisis de criptomonedas, invariablemente, la responsabilidad del gobierno es aislar, poner barreras, detener el flujo de divisas fuera de sus fronteras. Además (hay que tomar en cuenta) el control de las criptomonedas, de los bancos, la inflación, quizás (aplicar) la e-monetización, retirar efectivo del mercado. Todos esos trucos que el gobierno hace para mantener el control de la situación financiera.

En ese futuro que nos imaginamos, cuando un gobierno decida mantener a toda su población prisionera de esta manera y con estos controles, y un 10% de la población logra escapar, entonces la situación de rehenes fallará. Pero voy más allá: si fuese el 20% de la población la que puede escapar, quizás el gobierno ni siquiera intentaría una medida de este tipo porque ya sabría que fallaría. O quizás la población ya habrá escapado financieramente a la economía antes de que el gobierno pueda poner en práctica estas acciones.
 

Puede interesarte: Andreas Antonopoulos tildó a los bancos de “organizaciones jurásicas”

AB: El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, es un ávido partidario de Bitcoin, pero recientemente afirmó estar en contra del Petro. ¿Qué piensas sobre el Petro y las criptomonedas respaldadas por los Estados?
 

AA: Creo que el Petro es un sistema centralizado que pretende ser una criptomoneda, pero no lo es. Al menos en mi definición, pues carece de cualquiera de las propiedades de una blockchain abierta de una criptomoneda: ser abierta, con una operación sin fronteras, neutral, resistente a la censura y descentralizada.

Entonces, en ese caso, ¿qué es el Petro? Es una base de datos que es mantenida por un gobierno central que se supone debe representar la existencia de un activo detrás, basado en la confianza de la gente ante uno de los cinco gobiernos menos confiables del mundo.

El Petro es casi una caricatura ridícula que pretende ser una criptomoneda, pero es la exacta antítesis. Creo que es un intento obvio de evadir sanciones y de tratar de crear algo a través de la magia de la tecnología para hacerlo parecer más sofisticado de lo que es.

Y no creo que eso sea realmente interesante. Vamos a seguir viendo la práctica de criptomonedas centralizadas y algunas sí serán interesantes, al menos como experimento, pero todas van a padecer lo mismo, pues están centralizadas y son controladas por gobiernos.

AB: Con respecto a la naturaleza descentralizada de las criptomonedas, ¿no está centralizado todo el ecosistema de Bitcoin en Internet? ¿Pueden funcionar Bitcoin y las criptomonedas sin Internet?
 

AA: Creo que ese es un malentendido común. De hecho, no necesitas Internet para operar una cadena de bloques.

Lo que las criptomonedas hicieron por primera vez fue crear una situación en la que por dinero hay un tipo de contenido que puede ser transmitido como data pura, como información, a través de cualquier mecanismo de comunicación.

Recientemente publiqué dos tuits que contenían alrededor de 280 emojis y esos 280 emojis eran 280 partes de una transacción de Bitcoin. Así que envié una transacción de Bitcoin mediante Twitter como emojis.

Podría tomar una transacción de Bitcoin y codificarla en señales de radio, que pueden ser transmitidas vía satélite, como Blockstream lo está haciendo. Eso no es Internet y no está relacionado con Internet.
 

Te puede interesar: Informe: la cadena de bloques en el mercado de los servicios públicos de energía crecerá un 60% para 2024

Podría hacer una transacción de Bitcoin en código morse, incluso. Podría codificarla en señales de humo o en semáforos, usando banderas desde el tope de dos montañas. Podría usar rayos láser para iluminar un reflector en la Luna.

Cualquier mecanismo de comunicación puede permitir una transacción de Blockchain porque lo que esta tecnología hizo fue convertir el dinero en información.

AB: Además de las criptomonedas y los contratos inteligentes, ¿cuál crees que es (o será) la aplicación más disruptiva de la tecnología blockchain para la sociedad?

AA: Creo que todo el mundo está tratando de descubrir qué otras funcionalidades, además del dinero, pueden ser interesantes para la blockchain abierta. Aunque haciendo esto, están ignorando que el dinero es una muy poderosa aplicación por sí mismo.

El dinero como una aplicación y liberado sobre una base global, convirtiéndose en un medio de información que es libre y abierto accesible para todos, es una aplicación muy radical que tendrá un profundo impacto en cada una de las sociedades globales.

Creo que sería tonto descartarlo y hacer como “eh, dinero, ¿qué más podemos hacer con esto?”.

Y la razón que lo hace tan interesante es porque cuando decimos “dinero” realmente hablamos de algo más que “dinero”, ya que esto significa cobertura, intercambio, la habilidad para las personas de usarlo como un mecanismo de expresión y de poder político y empoderamiento. Porque el dinero es generalmente usado como una herramienta del poder.

Por supuesto, hay otras aplicaciones: como activos, como commodities, venta de bienes raíces, funcionalidades gubernamentales como votar o la organización de las sociedades, las operaciones corporativas, la comunidad, la expresión en las redes sociales, etc. Pero para que todas esas meta-funcionalidades operen, necesitarán el establecimiento de dinero libre y abierto en el que se puedan construir infraestructuras.

AB: Recientemente te mostraste bastante optimista sobre las ICO. ¿Todavía crees que cambiarán la economía en 15 años, como dijiste antes?

AA: Seamos claros, porque no quiero que la gente entienda otra cosa. Lo que dije fue que es importante entender que a pesar de que la gran mayoría de las ICO’s hoy son probablemente fraudulentas, muy oportunistas, y lo más probable es que no devuelvan nada a ningún inversor que haya invertido en ellas, necesitamos también reconocer que la idea de ser capaces de recaudar fondos para cualquier empresa emergente global en cualquier lugar del mundo, y darles acceso a cualquier inversionista en cualquier lugar del mundo -bien sea grande, pequeño, reconocido legalmente o no-, es algo muy poderoso.

No dejes de leer: Estudio: 22% de los inversores de Bitcoin utilizaron dinero prestado para operar, no recomendado

Lo que ocurrirá es que cambiaremos la forma en la que hacemos el crowdfunding, no solo con tecnología innovadora, sino sobre todo con una variedad de actividades humanas para microcréditos, para granjeros en pequeñas comunidades, para educación y para muchas otras cosas en muchas comunidades alrededor del mundo.

Creo que no son las ICO, sino el crowdfunding en plataformas abiertas y descentralizadas algo muy poderoso. Mientras tanto, todas las ICOs están fallando, pero eso era obvio. Sin embargo, están proporcionando al mismo tiempo una lección muy importante; están enseñándole a toda una generación de inversionistas qué evitar la próxima vez.

AB: ¿Todavía crees que Bitcoin ETF es una idea perjudicial, aunque inevitable?

AA: Sí, todavía creo que ETF es perjudicial por lo misma razón que creo que grandes concentraciones de criptomonedas en manos de pocos, como por ejemplo, los exchanges custodios son perjudiciales. Todas estas cosas son fuerzas centralizadoras, por lo que son perjudiciales a la descentralización de las criptomonedas.

ETF, por definición, entrega el control de llaves a pocas personas. Puede que tengan responsabilidad con los inversores para mantener el valor del cripto que tienen y sus fondos, pero no la tienen con los inversores en relación a decisiones en formas de soporte o qué características del protocolo están usando o cómo las usan, o cómo protegen la privacidad de sus propios usuarios. Y yo no estoy muy emocionado al respecto.

AB: Has publicado libros sobre Bitcoin y Ethereum, ¿planeas hacer algún otro estudio de criptomonedas pronto?

AA: Sí, tengo un par de libros por ser publicados. Estoy trabajando en la serie The Internet of Money de la que ya publiqué dos volúmenes y este año saldrán uno o dos volúmenes más, incluyendo charlas y quizás otras cosas.

Y tengo otro libro planificado que mantendré todavía en secreto y como sorpresa, pero que me emociona mucho.

AB: Última pregunta. En este momento, en las economías centrales como la Estados Unidos o la de la Unión Europea, estamos viendo un bajo nivel de cambio en las criptomonedas en comparación con otros lugares del mundo, debido al cripto invierno. ¿Qué les dirías a aquellas personas que se están volviendo más escépticas con respecto a Bitcoin y a las criptomonedas?

AA: Creo que deberían irse a descansar y tener confianza en que esta vez Bitcoin va a morir. Y mientras hacen eso y creen eso, nosotros estaremos construyendo la próxima plataforma y el próximo nivel de innovación y la próxima base para traer nuevas aplicaciones.

A mí me gusta el cripto invierno, ya que representa una época para la reflexión, el foco, donde mucho del ruido de los oportunistas del último ciclo se han ido y nadie está intentando conseguir a alguien para que sea su inversor en su ICO. ¡Gracias a Dios por eso!

Yo uso el cripto invierno para visitar lugares como Argentina y hablar con personas que tienen una necesidad real por esta tecnología y no están involucradas en todo ese ruido. Es un tiempo para construir y hacer mejor las cosas.

No necesitamos persuadir a nadie y creo que ese es un malentendido fundamental. Las personas que necesitan esta tecnología van a encontrarla y lo que tenemos que hacer es enfocarnos en hacerla mejor, más fácil de usar y explicarla de manera más sencilla a tantas más personas y países e idiomas como podamos.

Mi mayor enfoque en el último año ha sido traducir la mayoría de mi contenido al español, con un ejército de voluntarios que me han ayudado hacerlo. Hay que dejar que las personas de Wall Street se decepcionen por el desarrollo de la criptomoneda y que crean que nos iremos. Lo han hecho seis o sietes veces antes, y cada vez que declaran que el Bitcoin ha muerto, nosotros regresamos y reconstruimos.

Más sobre este tema: Entrevista con el "cripto-optimista" Brian Kelly: Bitcoin aún se encuentra subvalorado en un 50%