Informe dice que los terroristas utilizan Telegram para solicitar financiación en Bitcoin

Un informe del Middle East Investigative Journalism Institute (MEMRI) reveló la actividad de algunas organizaciones terroristas, que utilizan la aplicación de mensajería rusa centrada en la privacidad de Telegram para pedir financiación para sus causas, utilizando especialmente Bitcoin (BTC). El MEMRI publicó un vídeo en donde se puede observar como es el manejo que se hacen dentro de estas cuentas.

El informe fue replicado por el portal portugués PplWare y, según lo que reseñan, organizaciones como ISIS, Al-Qaeda y Hamás utilizan Telegram para publicar una serie de vídeos en los que solicitan fondos en Bitcoin, optando por las criptomonedas para así poder evadir a las autoridades. Además de Bitcoin, el informe también menciona que los terroristas utilizan Dash, Ethereum, Monero, Verge y Zcash.

Según el texto, el propio equipo de Telegram, en el pasado, ha intentado bloquear los canales utilizados para solicitar financiación del terrorismo. Sin embargo, el seguimiento no sería una tarea sencilla, a pesar de que la monitorización de la plataforma está activa en todo momento.

El texto todavía plantea preguntas sobre el lanzamiento de Gram, criptomoneda de la aplicación de mensajería, que debería lanzarse antes del 31 de octubre. "La integración del Gram en la propia plataforma puede simplificar este flujo de donaciones y financiación de ataques", añade el artículo.

Al finalizar el artículo, se trae a colación el debate que existe entre la privacidad y la necesidad de tener mayor transparencia para evitar este tipo de sucesos. El propio funcionamiento de Telegram enfocado en la privacidad, genera la dificultad de rastrear y bloquear a estos grupos criminales. Ante el hecho, algunos abogan por impulsar el uso de plataformas más transparentes, pero sacrificando privacidad para así poder evitar que surjan este tipo de actividades criminales dentro de los chats.

Como informamos en Cointelegraph, el 1 de septiembre Telegram lanzó pruebas públicas para la Red Abierta de Telegramas de cadena de bloques (TON).

Sigue leyendo: