La SEC de EE. UU. busca reabrir el caso de un estafador de Bitcoin y sancionarlo

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos presentó una solicitud para reabrir un caso contra el estafador de Bitcoin (BTC) Renwick Haddow ya que éste no ha resuelto aún las exigencias del regulador respecto del alivio monetario.

El 6 de diciembre, la agencia presentó una carta a la jueza Lorna G. Schofield del Tribunal del Distrito Sur de Nueva York solicitando que se reabra el caso contra Haddow. El año pasado, la SEC acusó a Haddow de estafar a inversores de Bitcoin con más de USD 37 millones. La corte lo encontró culpable en junio del 2019.

Las demandas contra Haddow

En la carta, la SEC señala que la corte emitió un fallo de consentimiento parcial sobre Haddow el 10 de septiembre del 2019, después de lo cual el juez Schofield cerró el caso el 5 de diciembre.

La SEC declara que la sentencia por consentimiento y el cierre del caso dejaron sin resolver sus demandas por sanciones monetarias. La SEC espera alcanzar un acuerdo respecto al alivio monetario o hacer un movimiento para buscar un alivio monetario en caso de que la corte reabra el caso.

Tal como informó Cointelegraph anteriormente, Haddow fue extraditado de Marruecos a Estados Unidos y compareció en una corte de distrito en Manhattan en abril pasado. El Departamento de Justicia afirmó que Haddow "malversó los fondos de los inversores" e "hizo representaciones falsas y engañosas" a los inversores en Bitcoin Store, Bar Works y esquemas relacionados desde noviembre del 2014 hasta junio del 2017.

Esquemas recientes de crímenes relacionados con criptomonedas

En noviembre, el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York falló a favor del gobierno de EE. UU. para intervenir en un caso civil contra Jon Barry Thompson, a quien se le acusa de "hacer representaciones falsas a los clientes a sabiendas o imprudentemente en relación con la supuesta compra de Bitcoins por valor de más de USD 7 millones".

También el mes pasado, se supo que Dennis Blieden —un exejecutivo de una empresa de marketing digital con sede en Hollywood— se había declarado culpable de fraude electrónico y robo de identidad. Blieden malversó más de USD 22 millones de su empleador y utilizó los fondos robados para comprar criptomonedas, apostar y cubrir gastos personales.

Sigue leyendo: