La defensa de Blockvest está basada en documentos falsificados según afirma la SEC

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos ha argumentado en un documento del 10 de enero que el fundador de Blockvest, Reginald Buddy Ringgold III, falsificó y, en un caso, forjó firmas en documentos críticos para el caso. La comisión había acusado anteriormente a Blockvest de declarar falsamente que su oferta inicial de monedas (ICO) estaba registrada en el regulador.

¿Una pre-ICO?

En octubre de 2018, la SEC detuvo la ICO de Blockvest con una orden judicial de emergencia. No obstante, el proyecto ya había recaudado más de 2.5 millones de dólares en una venta previa a la ICO de su token, BLV. Aunque el distrito judicial del sur de California inicialmente alegó que la comisión no había proporcionado pruebas adecuadas de que la ICO era una venta de valores, esta decisión fue posteriormente reconsiderada.

Según los documentos del tribunal, Blockvest "se involucró en un engaño deliberado y de mala fe" al presentar declaraciones falsas. La defensa se basó en la afirmación de que los tokens de la pre-ICO nunca fueron vendidos a los inversionistas reales, argumentando que los participantes presentaron dinero sin expectativas de recibir tokens a cambio. Este reclamo fue respaldado por varias declaraciones aparentemente hechas por individuos que contribuyeron a la pre-ICO.

La SEC alega que al menos cuatro de estas declaraciones contienen información falsa, mientras que una de ellas presenta una firma falsificada. El resto de las declaraciones fueron hechas por conocidos asociados de Ringgold, quienes según la SEC les instruyeron directamente a mentir en sus declaraciones.

Además, la SEC argumenta que los materiales fraudulentos tuvieron un impacto directo en la decisión anterior del tribunal a favor de Blockvest:

"Como resultado [de las falsas declaraciones], la Corte negó el requerimiento preliminar, y en la reconsideración impuso un subconjunto de las medidas solicitadas por la SEC. Por lo tanto, durante el año pasado, los demandados no han sido objeto de una orden judicial por todas las conductas indebidas acusadas (incluidas las violaciones antifraude de la Ley de Intercambio y las violaciones de registro de la Ley de Valores), lo que expone a los inversores a un riesgo continuo de daño, y los activos de los demandados no han sido congelados, por lo que es poco probable que se recuperen los fondos perdidos de los inversores".

Por lo tanto, la comisión presentó una moción para poner "sanciones de terminación" a Blockvest, la cual, de ser aceptada, resultaría en una sentencia en rebeldía contra el proyecto.

Alternativamente, una condición de "inferencia adversa" puede ser puesta en las afirmaciones de Blockvest de que los inversionistas no esperaban ganancias de su contribución. La expectativa de ganancias es una de las características clave de un contrato de inversión en valores, de acuerdo con la definición de la prueba Howey.

Sigue leyendo: