Juzgan a los directores de la supuesta estafa de criptomonedas Dunamiscoins

Dos directores de Dunamiscoins, una supuesta estafa  de criptomonedas en Uganda, comparecieron ante la corte el lunes para enfrentar 65 cargos relacionados con la obtención de dinero por medio de falsos pretextos.

El sitio local de noticias The Observer informó el 8 de enero que los fiscales estatales habían registrado más de 4,000 quejas contra Dunamiscoins Resources Ltd., un presunto fraude que siguió su curso entre febrero de 2018 y diciembre de 2019, antes de colapsar sumariamente. Se informa que las investigaciones siguen en curso.

Se cree que la estafa ha defraudado a docenas de víctimas de hasta unos USD 37,600 prometiéndoles ganancias extraordinarias de sus inversiones. 

Informes anteriores que datan de la época del colapso de la estafa habían afirmado que hasta 10,000 personas habían sido atraídas, resultando en USD 2.7 millones en fondos mal adquiridos.

Los sospechosos se declaran inocentes

Según el Observador, Samson Lwanga, de 37 años, y Mary Nabunya, de 53, ambos directores de la ya desaparecida Dunamiscoins Resources Ltd., se declararon inocentes de los cargos. 

El denunciante principal, Haruna Asiimwe, les dijo a los periodistas que lo habían estafado para invertir dinero con la promesa de ganar un 30% de interés en un plazo de 21 días. Asiimwe, como otros, se quedó con las manos vacías cuando la empresa cerró abruptamente a principios de diciembre del año pasado.

Una declaración emitida en 2019 por la policía de Uganda reveló que los directores de Dunamiscoins habían afirmado que estaban dispuestos a reembolsarles a los inversores, pero que no podían hacerlo ya que la Autoridad de Inteligencia Financiera había congelado sus cuentas principales en los bancos locales .

Habiendo estado bajo custodia policial desde su arresto el 10 de diciembre, ambos directores ahora están en prisión preventiva en la cárcel de Luzira hasta el 22 de enero, cuando su caso se mencionará una vez más. 

Dejan en la ruina a empleados e inversores

Cointelegraph informó sobre el cierre abrupto de las oficinas de Dunamiscoins en Masaka en diciembre de 2019, justo un mes después de su apertura. Los entrevistados locales y los testigos afirmaron que la empresa no solo había defraudado a los inversores, sino que también había estafado a sus empleados con el dinero pagado por su contratación en la estafa.

Después de su arresto, Lwanga había revelado que la mayoría de los inversionistas habían depositado sumas que oscilaban entre USD 270 y USD 2,710.

En la primavera de 2019, el vicegobernador del Banco de Uganda, el Dr. Louis Kaskende, advirtió al público de las limitadas protecciones que se les ofrecía cuando invertían en criptomonedas no reguladas.

Sigue leyendo: