El FBI describe las características clave de las ICO estafadoras, advierte a los inversionistas de estar atentos

La Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI) ha esbozado lo que considera que son los hilos conductores de las estafas fraudulentas de ofertas iniciales de monedas (ICO). La perspectiva de la Oficina fue compartida en una entrevista con el sitio de noticias financieras con sede en los Países Bajos, The Paypers, el 19 de febrero.

Según el FBI, las estrategias clave de las ofertas que son estafas incluyen tergiversaciones de la experiencia profesional de sus directores, una falsa impresión de cuánta tracción ha adquirido la ICO en la industria, y promesas poco realistas de posibles beneficios de los tokens:

“Como cualquier producto de inversión, las tasas de retorno nunca pueden garantizarse, y si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea.”

El FBI advirtió a los inversionistas que realizaran la debida diligencia sobre cualquier estafa y los individuos detrás de ella, y que estuvieran atentos a las entidades que parecen estar exclusivamente basadas en Internet, donde una dirección física o contacto es difícil o imposible de conseguir. 

No dejes de leer: Las solicitudes de las fuerzas de seguridad en Shapeshift aumentaron un 175% en la segunda mitad de 2018

La Oficina también sugirió que los inversores deberían saber en qué jurisdicción está registrada la oferta, si es que lo está, y a qué leyes y reglamentos está sujeta.

El público puede hacer uso del sistema BrokerCheck de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera para verificar las identidades y el estado de registro de las entidades, aconsejó el FBI. Dado que incluso las criptomonedas y productos más conocidos pueden acarrear mayores riesgos de volatilidad debido a la naciente estatura de la industria, el FBI aconsejó a los posibles inversores que solo invirtieran lo que pudieran permitirse perder. 

Con respecto a los operadores comerciales legítimos de plataformas como las de exchanges de monedas virtuales o los cajeros automáticos de criptomonedas, el FBI señaló que tanto la Red de Ejecución de Crímenes Financieros como los múltiples tribunales federales de distrito han considerado que esas entidades están sujetas a requisitos de registro. Por lo tanto, la falta de registro se considera una violación de las leyes federales de transmisión de dinero.

Mirando hacia el futuro, el FBI se hizo eco de la postura de la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC) de que una vasta gama de ofertas de tokens debería clasificarse como valores y que, dada la creciente proliferación de tales activos -con muchos miembros de la industria anticipando una tendencia de oferta de tokens de valores- los inversores deberían ser cautelosos respecto a los crecientes riesgos de fraude.

Te puede interesar: India ataca los delitos de criptomonedas como parte de una ofensiva de ciberseguridad

Como se informó anteriormente, el FBI fue el responsable de la mayor cantidad de solicitudes de información de las fuerzas de seguridad enviadas a ShapeShift, el exchange de criptomonedas de Erik Voorhees con sede en Suiza, el año pasado.

En junio de 2018, la Oficina reveló que tenía 130 casos en curso relacionados con criptomonedas, y que la venta de drogas en la dark web era motivo de especial preocupación. No obstante, caracterizó al sector como responsable de "una pequeña parte" de las actividades del FBI en general.

El año pasado, la SEC intentó educar a los inversionistas creando un sitio Web simulado de una ICO que atrajo a los visitantes con una " oportunidad de inversión demasiado buena para ser de verdad". El sitio empleaba las banderas rojas que la agencia afirmaba haber identificado en la mayoría de las ICOs fraudulentas, y redirigía a aquellos que intentaban comprar los tokens ersatz a una página con orientación educativa en el sitio de la SEC.

Lee más sobre este tema: Supuesta estafa de minería de Bitcoin es reportada en Tailandia