Binance integra la plataforma antilavado de dinero de Coinfirm para cumplir con las reglas del GAFI

Binance, un importante exchange de criptomonedas, se ha asociado con la startup de criptoanálisis Coinfirm para mejorar su cumplimiento respecto a los protocolos contra el lavado de dinero (AML).

Nueva plataforma para el cumplimiento con el GAFI

La integración de la Plataforma AML independiente de blockchain de Coinfirm supuestamente racionalizará el cumplimiento de Binance con las normas AML emitidas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), según un comunicado de prensa publicado el 3 de octubre.

Las nuevas medidas establecidas por el GAFI requieren que los operadores de criptomonedas establezcan la identidad detrás de los remitentes y receptores de fondos criptomonetarios, realicen la debida diligencia adecuada para garantizar que no se involucren en actividades ilícitas y desarrollen programas basados en el riesgo, entre otros.

Binance implementará los productos de Coinfirm para evaluar y analizar el riesgo de AML con respecto a más de 1,200 monedas digitales, tokens y diversas cadenas de bloques ofrecidas en su plataforma de negociación.

El GAFI remece la criptoindustria

Tal como se informó anteriormente, el agregador de criptomercados CoinGecko se unió a la red de Coinfirm para mejorar su algoritmo de exchange Trust Score, así como para proporcionar a los usuarios un medio para reportar estafas y hackeos.

Además, la startup tecnológica con sede en San Francisco, Ripple, que está mayoritariamente detrás de XRP, firmó un acuerdo con Coinfirm, en donde dice que esta última exploraría el cumplimiento de XRP con las disposiciones de AML.

Al comentar sobre la intención del GAFI de fortalecer el control sobre los exchanges de criptomonedas, Jeff Horowitz, director de cumplimiento de Coinbase, el importante exchange de criptomonedas estadounidense, dijo:

“Entiendo por qué el GAFI quiere hacer esto. Pero aplicar las regulaciones bancarias a esta industria podría conducir a más personas a realizar transacciones de persona a persona, lo que resultaría en una menor transparencia para la aplicación de la ley”.

Sigue leyendo: