La Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba un proyecto de ley para un grupo de trabajo que combata el uso de cripto por parte de terroristas

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó el 26 de septiembre un proyecto de ley que establecería un grupo de trabajo de cripto para combatir el uso terrorista de las criptomonedas, según indican los registros públicos.

La Resolución de la Cámara de Representantes (H.R.) 5036, que representa una versión enmendada del proyecto de ley propuesto por el Representante Ted Budd (R-NC) al Comité de Servicios Financieros en enero, establece un "Grupo de Trabajo Independiente de Tecnología Financiera" para combatir el uso ilícito de las criptomonedas.

Según registros públicos publicados en la base de datos oficial en línea del Congreso de Estados Unidos, la nueva versión del proyecto de ley ha sido aprobada por toda la Cámara de Representantes por votación oral.

Similar a la versión original del proyecto de ley que se presentó el 10 de enero, H. R. 5036 establece los mismos plazos para investigar y proporcionar informes sobre el posible uso del cripto en las actividades delictivas. Según el documento, el Grupo de Trabajo debe presentar sus conclusiones "a más tardar un año después de la fecha de promulgación" del proyecto de ley.

Una de las principales enmiendas del proyecto de ley mejorado es la introducción de una sección sobre la prevención del uso de las criptomonedas por parte de las entidades para eludir las sanciones. La nueva sección titulada "Prevención de la evasión de las sanciones por parte de los actores deshonestos y extranjeros" obliga a los reguladores a informar "a más tardar 180 días después de la promulgación del proyecto de ley sobre los posibles usos del cripto y de las tecnologías emergentes como medio de evasión de las sanciones, de financiación del terrorismo, o de blanqueo de dinero .

El proyecto de ley contiene una política de recompensas por ayudar a los reguladores a proporcionar información "que conduzca a condenas relacionadas con el uso terrorista de monedas digitales". H.R. 5036 sugiere que el monto de la recompensa no debe exceder los 450.000 dólares a "cualquier persona que proporcione información que conduzca a la condena" de un individuo involucrado en el uso terrorista de las criptomonedas.

A principios de este mes, expertos del Centro de Sanciones y Finanzas Ilícitas (CSIF) de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD), testificaron ante el Congreso sobre el cripto y el financiamiento del terrorismo. En la audiencia ante el Subcomité de Terrorismo y Finanzas Ilícitas, el director de análisis del FDD CSIF, Yaya Fanusie declaró que el cripto es una "forma pobre de dinero para los yihadistas" y que el "frío y duro efectivo sigue siendo el rey".

Fanusie también señaló que la industria de cripto y las cadenas de bloques "no es innatamente ilícita y no debe temerse", ya que cualquier tecnología emergente puede utilizarse tanto para el "bien" como para el "mal", "dependiendo del usuario".